Vota informada y con cuidado

¡Arroz con mango!

¡Arroz con mango!

Publicado: 2021-03-15


Señal de Alerta

por Herbert Mujica Rojas

15-3-2021

¡Arroz con mango!


El titular propone un símil con la política peruana. Esta es tan confusa, informe, mediocre, sin ideas e hipócrita que el proceso electoral del 11 de abril, en lugar de promover opciones, pavimenta caos y la consabida, aunque repudiada, alameda del mal menor. Un ¡arroz con mango!

La revista somera de “propuestas” da cuenta que muchos aspirantes a parlamentarios ignoran la tarea fundamental del Congreso: dar leyes. Ofertas las hace cualquiera y prometer el cielo en Perú es cosa de todos los días. ¿Cuántos proyectos de ley tienen base sólida en la realidad y son misiles contra lo que está mal legislado como, por ejemplo, la protección de monopolios, grupos económicos y financieros que no pagan impuestos, que dilatan procesos para lograr prescripciones mañosas o para, en criollo, sacarle la vuelta al Estado?

A mucha gente, el Estado no le importa. No trabajan ni dependen de él, musitan en su autismo irremediable. Pero ¿a dónde van sus impuestos?: al Estado. ¿Qué hace el Estado y sus sucesivos gobiernos?: paga a burócratas que en no pocos casos son genuinos rateros que le esquilman recursos al fisco y se la embolsican de todas las tortuosas maneras posibles, directa o indirectamente. Con porcentajes o las “coimisiones” por fuera, sin huella y sin documentos.

No he visto ni leído propuestas para cambiar las estructuras de alimentación documentaria de los ministerios: consultorías, asesorías y demás adefesios cuyos productos finales no se leen, no sirven para nada, suman toneladas de papel inútil en los desvanes pero que SI se pagan cuantiosamente. ¿Alguien tiene propuestas sobre este particular tan común y corriente en la administración pública? Son millones de soles que botan todos los gobiernos en organizaciones cuyo modus vivendi es éste so pretexto de estrategias e interpretaciones que en suma son los 200 años de “constancia” desde que se declaró la independencia en 1821.

Numerosas agrupaciones políticas confunden sus ofertas para el Congreso con un plan de gobierno. Y un planteamiento simple es olvidado, como si fuera la regla fundamental de “hacer política”: el legislador NO puede originar ni gestionar iniciativa de gastos al Estado. Entonces de repente hay buenos impulsos pero que se estrellan con la realidad limitativa porque así es la legislación.

Que yo sepa, no he leído, ni escuchado, tampoco hay nada sobre el Tribunal Constitucional y sus integrantes episódicos. No hay juicio de residencia o examen exhaustivo de las probables trapacerías o compadrazgos durante su mandato. ¿No hemos visto que 5 de los 8 actuales miembros votaron porque se admita la prescripción de una deuda por impuestos de Telefónica por varios cientos de millones de soles? ¿Por qué dejar en la impunidad a esos sinverguenzas? ¿A cambio de qué el trueque?

La política peruana, arroz con mango, muestra orfandad de ideas y nulidad de principios doctrinarios o ideológicos. Hay sí un menú rico en platos de todo sabor y picantería, no obstante eso no es muy serio que digamos. Antes se llamaba a este disturbio: demagogia.

Otro caso que vengo denunciando desde hace años en la televisión y medios y al que no dan bola los medios actuales: ¿cuándo va a corregirse la asimetría mal empujada desde el 2011, gobierno de Alan García Pérez, con respecto a LanChile, hoy Latam? Vergonzosamente Perú cedió porciones de quintas libertades aéreas a esa empresa y nos viene costando la no percepción de varios miles de millones de dólares? ¿Ha escuchado que algún político o aspirante a tal, diga algo al respecto? ¡Ni siquiera se toman la molestia de investigar o averiguar!

El arroz con mango nos aniega y confunde. Un sinverguenza ultramontano y sus empresas deben más de S/ 28 millones en impuestos a la Sunat y aquél dice que nunca fueron “notificados”. ¡A otro perro con ese hueso! Y el infeliz vive enamorado de la Virgen María y cuando tiene deseos se castiga con el cilicio. La estupidez es gratuita.

Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz.


Escrito por

herbertmujicarojas

¿Será lícito describirse uno mismo? Al servicio y consagración de las causas populares. Nada hay más importante que procurar la victoria de los ideales que pasan por un Perú libre, justo y culto.


Publicado en

herbertmujicarojas

Just another Lamula.pe weblog