orgullosa por siempre

¡Canciller Landa dé el ejemplo!

¡Canciller Landa dé el ejemplo!

Publicado: 2022-06-16


Informe

Diario Uno-Señal de Alerta

Herbert Mujica Rojas

16-6-2022

Caso embajador Fortunato Quesada

¡Canciller Landa dé el ejemplo!


Que la Cancillería y sus anacrónicos patrones de jerarquías basadas en apellidos, posiciones sociales, cogollos cerrados exclusivos y excluyentes, es una antigualla que urge superar ¡NO HAY LA MÁS MÍNIMA DUDA! El canciller César Landa, hombre de sólida formación jurídica, tiene las herramientas puntuales para dar el ejemplo. Más aún que el 5 de junio declaró que “la corrupción se debe investigar venga de dónde venga”.

A lo largo de seis informes entregados al público crítico y en general durante el último mes y medio, hemos puesto a disposición el relato de sucesos, la vista de documentos –algunos infames-, la patética inacción de titulares de Relaciones Exteriores, puntualmente Wagner y Maúrtua y –en suma- informado con apego a una rigurosa exposición de hechos constatables y verdaderos.

En cualquier país del mundo ante tal andanada de sólidas demostraciones, la institución aludida –Cancillería- o refuta al periodista, aclara y desmiente o toma las medidas urgentes y ultra imprescindibles para enmendar el rumbo equivocado. Por irreal que parezca en el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú se hacen los sordos desde el 2018, aunque leen con curiosidad infantil y colérica, los informes. Que yo recuerde –y me siento muy huérfano de réplicas- no hay ¡una sola expresión sobre el caso en particular que se refiera al embajador Fortunato Quesada!

Un informe e investigación de la propia Cancillería en diciembre 2020, confirma que hubo un complot para tumbar a un diplomático con el uso de malas artes, pruebas ilegales y la componenda que incluye nada menos que a, por lo menos, dos ministros de Relaciones Exteriores (Luna y Popolizio), dos embajadores (de Zela y Boza), un ministro (Rubín) y el resultado fue –tal como se ha descrito con pormenores poco conocidos- un funcionario echado injusta, arbitraria e ilegalmente del servicio.

¿Puede la insuficiencia de pruebas, un complot verificado por la propia cartera de Relaciones Exteriores, la multitud de grabaciones y transcripciones que así lo evidencian de manera incontestable y las pataletas dinásticas de un embajador (Luna) que quería un topo al lado del que fuera presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, para informarle de sus pasos, convalidar el tremendo exabrupto cometido en Torre Tagle? Creemos que es hora de poner fin a estos caprichos, ojerizas y malas artes, impunes hasta hoy.

“El 3-7-2001 en Liberación en “La Gestapo en Torre Tagle” escribí:

“A nadie escapa que el puesto que ocupa Hugo Palma Valderrama en la Comisión de Transferencia, es una cuña de la mafia, enquistada para entorpecerla y hacerla perdonadora de cacos y robos. Sin embargo, su pasado le condena. El fue uno de los más conspicuos masacradores de la dictadura de Fujimori y se encargó con Jaime Stiglich, Roberto Villarán, Alfonso Rivero y Alejandro León, de semejante crimen contra sus pares a los que malograron el proyecto de vida y superación profesional. Hace poquísimos días en Washington, en una misma mesa, se sentaron Julio Vega, cónsul en Nueva York, Ricardo Luna, Alfonso Rivero, Manuel Rodríguez y Carlos Velasco y éste último preguntó a boca de jarro a Luna para que dijera si estuvo o no en la capital norteamericana que confeccionó la lista fatídica de los 117 y Luna contestó: “estuve en la reunión pero tanto yo como Alfonso Rivero y Hugo Palma nos salimos y se quedaron Roberto Villarán, Jaime Stiglich y Alejandro León”. Se sabe que los nombramientos de Hugo Palma y Ricardo Luna ¡ya están listos para ocupar embajadas importantes!”. Pareciera que las veleidades corta-cabezas del embajador Luna ya llamaban la atención varios lustros atrás.

El embajador Ricardo Luna (2016-18) fue canciller del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y es importante tomar en cuenta este detalle por los sucesos que marcaron este período de relación entre un titular de RREE y el jefe de Estado.

Ante la designación de Fortunato Quesada como titular de Protocolo de Palacio, a solicitud expresa y mantenida por el mismísimo PPK, Ricardo Luna montó en cólera dado que su candidato era otro. La “misión” de ser un “topo” iba a convertirse en un asunto –como a la postre resultó- imposible. El propio Quesada fue el 6-10-2016 a explicarle a Luna la mecánica de ascensos, protocolos y demás detalles del cargo porque Luna había omitido informar, como era su deber, al presidente PPK. Cierto es que durante más de un minuto Luna zarandeó a Quesada a sus anchas con florido vocabulario pleno en adjetivos de todo calibre.

El 14 julio del 2017, Cancillería (Ricardo Luna) vía el embajador José Boza instruye al personal de RREE con la siguiente insólita disposición:

“Por instrucción del señor Canciller se agradecerá que ningún funcionario de esta Cancillería asista a la recepción en conmemoración del Día Nacional de Francia organizada para el día de hoy”.

El que fuera presidente PPK sí asistió a la embajada de Francia acompañado por el embajador Quesada. El ridículo no pasó desapercibido a las delegaciones de todo el mundo acreditadas en Lima que sí acudieron.

En diciembre del 2017, Ricardo Luna y Cancillería niegan apoyo institucional a la Carta Democrática tan es así que PPK escribió la carta a la OEA en su domicilio.

El 8 de enero del 2018 PPK pone de patitas en la calle al embajador Ricardo Luna.

Ya, durante el gobierno de Martín Vizcarra (2018) y con el canciller Néstor Popolizio, Ricardo Luna es nombrado embajador en la Unesco y no tuvo el más mínimo pudor en aceptar el cargo y empleo de quien había logrado la vacancia de PPK que lo nombró como titular de Relaciones Exteriores. Un acto de grotesca deslealtad.

Romper con ese pasado, usando algunos hitos interesantes y probados por la propia Cancillería, son elementos que tiene a la mano el actual canciller no diplomático de carrera pero sí hombre formado en el derecho, César Landa, para dar un quiebre a esta entidad que requiere cambios más que urgentes. ¡Dé el ejemplo ministro Landa!

Independientemente del proceso contencioso administrativo que tiene el embajador Quesada desde abril del 2019, Landa debe transparentar y acabar con el blindaje y solucionar este caso en la justicia administrativa institucional de la Cancillería y en favor de las nuevas generaciones de diplomáticos.


Escrito por

herbertmujicarojas

¿Será lícito describirse uno mismo? Al servicio y consagración de las causas populares. Nada hay más importante que procurar la victoria de los ideales que pasan por un Perú libre, justo y culto.


Publicado en

herbertmujicarojas

Just another Lamula.pe weblog